Óscar Díaz, recepcionista en la cadena ABBA Hotels

Hay decisiones buenas y decisiones mejores y optar por hacer el Curso de Recepcionista de Hotel  en la Escola Internacional de Recepcionistes d´Hotel  de Barcelona, ha sido una de ellas.

Estoy a punto de cumplir los dieciocho y, desde siempre, he tenido ganas de trabajar cuanto antes, pero ¿dónde?. Al principio no lo tenía muy claro, pero el mundo del Turismo siempre me ha interesado. Tal vez sea porque tengo dos familiares cercanos que tienen relación con este sector. No obstante, veía como un objetivo lejano e interminable el tener que cursar estudios de bachillerato para luego comenzar los correspondientes al Grado. Así que cuando decidí optar por los estudios de Ciclos de grado medio y grado superior en este sector, paradójicamente me encontré con que sólo existen los últimos pero no los primeros, además, también he de decir que me parecieron más teóricos que prácticos, con lo que no se ajustaban a mis expectativas.

Así que seguí buscando centros en los que impartiesen enseñanzas dentro del sector Hotelero. No me podía creer que no hubiese nada específico y centrado en el día a día de lo que es la gestión de los asuntos propios de la recepción de un hotel. Encontré cursos que no me parecían demasiado serios. No obstante, gracias a las posibilidades de hoy en día de búsqueda de información telemática, finalmente dí con el curso que necesitaba: https://www.escolarecepcionisteshotels.com/. Fui a hablar con Óscar Sánchez, el Director del curso, y realmente me convenció.

Esta es una escuela en la que los estudios impartidos, si bien constan de una parte inicial teórica, están sumamente enfocados a la practicidad de la materia, dando importancia a los aspectos que realmente la tienen y dejando de lado asignaturas de relleno que no te llevan a ninguna parte y que engrosan el listado de materias impartidas en otros centros (bien sean presenciales u on-line). Aquí no se van por las ramas, sino que son concretos. Además, el precio es muy razonable, la duración no es larga y las prácticas son en Hoteles de nivel de la ciudad. Esto es algo que valoro enormemente. Otra cosa buena de esta escuela son los profesores que hemos tenido; todos muy amables y entendidos en la materia, en especial Guille Sánchez, que es con quién más horas hemos pasado, así como los compañeros de promoción con los que he tenido la suerte de coincidir. Todos, un lujo de personas.

Ahora estoy haciendo prácticas en un Hotel de 4 estrellas y agradezco muchísimo la posibilidad de formación que esta escuela me brinda para seguir aprendiendo y formarme profesionalmente. Sólo me queda recomendar este curso a quién tenga interés por iniciarse en este sector. ¡Ánimo y adelante!

Share