¿Por qué trabajar de recepcionista de Hotel?

El sector hotelero es posiblemente uno de los mejores para trabajar y desarrollar la trayectoria profesional. Y no solamente para aquellos que se inician sino también para los que quieren cambiar de profesión. Y en nuestro país el sector y las actividades turísticas representan un peso importante en la economía y en las oportunidades laborales. Durante los últimos años, el número de visitantes internacionales ha aumentado cada año, y se incrementan la cifra de visitantes y turistas nacionales. Y todos ellos en principio lo hacen siempre de buen humor, alegría y ganas de pasarlo bien.

A la hora de alojarse, lo hacen principalmente en hoteles y otros tipos de alojamientos. Y es allí donde te encuentras a los recepcionistas de Hotel. Podrás detectar que:

Profesionales felices

Siempre con una buena cara y predispuestos a ayudar al cliente en todo lo que sea necesario para hacer de su estancia la mejor posible. Y esta felicidad es mostrada en las encuestas que dicen que solo otras dos profesiones son más felices que los recepcionistas de hotel. EL hecho de trabajar de cara al público hace que se muestre el grado de satisfacción y felicidad personal y profesional.

Trabajar en lugares únicos y espectaculares

Los hoteles se encuentran en toda clase de ubicaciones geográficas y es fácil verlos en ciudades, entorno rural, pero también en paraísos, playas espectaculares, zonas únicas y exclusivas. Por esto, los recepcionistas de hotel se benefician de trabajar en lugares recónditos y maravillosos, y deseados por cualquier profesional.

Salarios en alza

Si bien se dice que el sector hotelero está mal retribuido, también es cierto que los recepcionistas de hotel disponen de una buena escala salarial que les permite desarrollar su trayectoria profesional en comparación a otras profesiones

Vacaciones

Según el convenio los trabajadores de la recepción tienen derecho a 30 días laborales como vacaciones y 9 días invernales (recuperación de días festivos), más todos los festivos que corresponden semanalmente. La flexibilidad es un imperativo en el profesional de la recepción estando disponible laboralmente todos los días del año, incluyendo festivos y fines de semana. Es por esto que los recepcionistas de hotel acumulan días y tengan a lo largo del año períodos de descanso y vacaciones que les permite viajar y hacer aquello que desean, en fechas donde encuentran grandes ofertas y descuentos y lejos de la masificación.

Trabajo gratificante

La primera interacción del turista con el lugar de destino es con el recepcionista y la amabilidad mostrada por estos profesionales hace que el trabajo sea agradable y gratificante. Las muestras de apoyo, atención y amabilidad son diarias y la relación recepcionista-cliente es profesional y satisfactoria. La extrema atención al cliente mostrada por los recepcionistas se traduce en una respuesta respetuosa y alegre que hace que la estancia en el hotel se realice en un ambiente de felicidad.

El sector sigue creciendo. Diversidad de alojamientos y categorías

La importancia del turismo es tal que el único problema detectado para los expertos económicos de cualquier ciudad es no tener turismo. Trabajar en el sector hotelero permite además crecer en el mismo por la diversidad de establecimientos y categorías. Desde los hoteles boutique, pasando por los de 1-2-3 estrellas, hasta llegar a los 4 y 5 estrellas, con el Lujo por última categoría. Los recepcionistas también pueden elegir entre hoteles urbanos, de congresos y ferias, de playa, de entorno rural, resorts, cruceros, campings, edificios de apartamentos, pensiones, etc.. Y una última categoría es la de hoteles en nuestro país y los de ubicación en el extranjero

Trabajar en el extranjero

Una vez que empiezas como profesional en la recepción de un hotel, puedes explorar el ir a trabajar al extranjero, a lugares encantados, y a playas espectaculares como el Caribe por ejemplo.

Crecimiento en el propio hotel

Empezar a trabajar como recepcionista es como empezaron casi todos los grandes empresarios del sector hotelero. Y los directores de hotel, y los jefes departamentales. Es posiblemente la mejor manera de conocer la empresa, el hotel y las distintos áreas que se interelación y que tienen a la recepción como el epicentro de todo.

Por todo esto mira tu Curso de Recepcionista de Hotel y empieza una carrera profesional que te proporcione alegría y felicidad.

 

Share